20 jun. 2014

Cerveza casera 100% malta

 
Esta vez vamos a hacer una Lager. Compramos 5 kilos de malta pilsner (2€ el kilo), lúpulo Hallentauer Hersbrucker (100gr - 6.6€), y levadura S-23 (5.5€ el sobrecito). Molemos la malta. Calentamos agua en una olla eléctrica donde preparan el vino caliente en Alemania. Necesitamos el agua a 65ºC para macerar la malta una hora. Las enzimas que romperan los azúcares complejos actuan entre 60 y 70ºC.
 
 



 
Maestros cerveceros.


Tras dejarlo una hora a 65ºC en termonevera, aclaramos con agua a 80ºC para arrastrar todos los azúcares. Sacamos el mosto por el grifo de la termonevera. Los primeros litros los volvemos a meter en la termonevera para que se filtren un poco más y salga el líquido menos turbio. La cáscara de la cebada forma una cama en el fondo de la termonevera que hace de filtro natural. Mientras tanto, vamos a ver cómo se dió el lote anterior, y aprovechamos para tomarnos unas cervezas. Hay que hacer cerveza bebiendo cerveza, está claro.

 
Lote anterior, Ale, en su segunda fermentación a 10ºC. La primera fue a 22ºC. 1 semana cada fermentación. La probamos. Nos encanta el sabor, sabe a cereal, muy fresquita, casera pero sin contaminaciones ni sabores extraños. La dejaremos madurar un poco en botella. Promete y mucho. ¡Este lote nos retira!, la fama nos espera. La información sobre el lote anterior, Ale, está en cursiva, para no confundir. Este lleva 1kg de malta viena + 1.650 kgs de Pale Ale + 3 kgs de Pilsner. Lúpulo amarillo en Pellet. Ale Yeast Brupacks. 20 gr de lúpulo a los 10min, 20 gr a los cuarenta, y 25gr al final.
 

 
 
 
 



¡Birra!




 
 
Volvemos al lote actual. Re-circulamos los primeros litros para eliminar turbidez.
 

 
Veis. Ya sale más clarita.
 

 
La limpieza es muy importante, sobre todo tras la cocción. Solo queremos que nuestra levadura transforme los azúcares en alcohol. No queremos otros microorganimos dándose el festín, así que usamos povidona yodada como antiséptico. La limpieza es crítica. Una gota por litro de agua.



 
Así queda la camita de cascarilla de malta que hace de filtro.
 

 
Lote anterior. Transvase a un cubo limpio para eliminar los restos de levadura del fondo antes de envasar.

 
Turbia y deliciosa.

 
Volvemos al lote Lager. Esto es lúpulo. Como viene en flor prensada, tenemos que usar unas mallas, tipo las del cocido para los garbanzos, para cocerlo sin desperdigarlo por el sopicaldo. Hacemos 3 atadillos de lúpulo. Echaremos 15 gramos al principio de la cocción, 10 gramos a los 40 minutos, y 10 gramos al final. El primer atadillo le dará amargor, el segundo aroma, y el tercero sabor.


 
Las botellas que usaremos para embotellar el lote Ale las dejamos 10 minutos en agua con povidona yodada.
 

 
1 hora de cocción continua. Nos salen 25 litros. Luego se perderá en la evaporación, en el trasiego tras fermentación primaria, secundaria, etc.
 

 
5 minutos antes de que termine de cocer, metemos el serpentín de cobre que enfriará rápidamente el líquido. Se mete 5 minutos antes para que al hervir, se esterilice. El serpentín tiene un tubo de entrada de agua y otro de salida. Dicen que el cobre ayuda a las levaduras en la fermentación y da buen sabor. Fermentación primaria a 10ºC durante 7-9 días. Fermentación secundaria a 0ºC durante 2-3 semanas. Para eso necesitamos la nevera.

 
Embotellamos el lote ya hecho de Ale. Según la cantidad de gas que queramos en la botella, echaremos más o menos azucar a la cerveza antes de embotellarla. Las levaduras que queden en la cerveza actuarán sobre el azucar, producirán algo más de alcohol y CO2 que dará la fuerza dentro de la botella. 5 gramos de azucar por litro podría considerarse normal para conseguir gas medio.

 
Máquina enchapadora. Muy sencillita. Hay dos tamaños de chapas según la botella que vayamos a emplear. Usamos en este caso las pequeñas. Creo que de 26mm.


 
 
Artilugio enjuagador de botellas. Las sacamos del agua con povidona yodada donde se habían remojado 10 minutos, y le damos unos viajes con el artilugio enjuagador.



 
Hemos reutilizado cascos usados de cervezas comerciales, y 4 botellas viejunas de litro que tenía por ahí. Esto es lo que ha dado el lote de Ale. Unos 21 litros de cerveza muy prometedora.